«La belleza perece en la vida pero es inmortal en el arte» Leonardo da Vinci

miércoles, 9 de julio de 2014

Vanessa Winship

Una se marcha unos días de vacaciones, y se despista de todo.

Tengo pendientes muchas cosas que contaros, y vamos allá sin medias tintas.

Hace un par de semanas, el viernes 27 del pasado mes, decidimos que ya estaba bien de hacer el vago en casa y echarnos a la calle a ver qué nos ofrecía la canícula en el plano expositivo. Fuimos a la Fundación Mapfre, con intención de ver la exposición de Cartier-Bresson, pero la estaban terminando de montar, y no pudimos entrar a verla. Peeeeero… no nos fuimos con las manos vacías. El vigilante de la entrada nos preguntó si conocíamos la nueva sala que han abierto en la manzana siguiente, en la calle Bárbara de Braganza. Nos instó a echar un vistazo, y allá que fuimos.

La sala no es demasiado grande, pero es muy especial. El espacio es muy acogedor, y se divide en dos plantas. Está completamente adaptado para acceder con carrito o silla de ruedas, y cuenta con rampa y ascensor. Las personas que nos atendieron, muy amables, nos explicaron cómo estaba distribuida la colección, y nos dieron la información.

Estuvimos viendo la exposición de la fotógrafa Vanessa Winship. Esta profesional inglesa vivió casi una década en los Balcanes, Turquía y el Cáucaso, y las imágenes escogidas son de ese periodo. Además, Fundación Mapfre la mandó a Almería en el año 2011 para plasmar la variedad paisajística y el marcado desarraigo de esta zona geográfica tan dispar.

Las imágenes que se han escogido para conformar esta exposición son series con una temática común. La más amplia, que ocupa toda la planta principal, sobre su estancia por trabajo en la zona del mar Negro. Ese es el punto común de todas las imágenes que ves, retratos de gente muy diversa, desde todos los países limítrofes. Las diferencias fisiológicas, personales, religiosas, culturales… todas alrededor del mismo mar. Las fotos de los Balcanes son muy desasosegantes, pero tienen muchísimo equilibrio interno.


En la planta de abajo, retratos de Turquía, que me gustaron mucho; mis favoritas, la serie de retratos de niñas con uniformes de la escuela nacional. Cada una lleva el uniforme como le pilla, a veces se nota que es heredado porque le va grande, otras llevan su nombre o flores bordadas en el pecho. Van con leotardos y zapatillas de deporte, se han peinado o no. Son niñas pequeñas. Las miras y puedes intuir qué estaba pasando en el mismo momento de tirar la foto.

La sensación que tuve al final de la visita fue de desazón, pero no de forma peyorativa, sino de inquietud. Las fotografías que había elegido para su muestra eran muy personales, y en alguna ocasión me sentí detrás del objetivo.

Sin agobios, sin demasiado frío. Excelente. Una elección fantástica para dedicarle una hora, abierta hasta el día 30 de agosto.


Para más información, pinchad aquí.

8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Me gustó muchísimo; el retrato es una de las disciplinas más difíciles, al menos bajo mi punto de vista, pero me emocionó una barbaridad.
      Pásate. Seguro que te encantará :)
      :*

      Eliminar
  2. que biennnnn has quitado ya todas las barreras de entrada a tu blog!!!!!
    (bueno casi toas que sigue el numerico de validación)

    no le quito el arte a la fotografa, pero me da tristeza!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hijo, aunque sea el numerito, para que luego esto no se me llene de spam :P

      La fotografía tiene ese don, transmite muy rápidamente, y aquí transmite con intensidad.

      Un besote gordo :*

      Eliminar
  3. Es curioso como hay gente que es capaz de reflejar la naturalidad de las cosas a través de la fotografía que, luego tras la cámara, al resto de los mortales se nos hace imposible. Me parece increíble que los fotógrafos como esta autora sean capaces de transmitir tanto, de trasladarnos al momento. Sencillamente maravilloso ^^

    Un abrazo, rubia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta tía es increíble. Si tienes un hueco, échale un ojo a su portfolio, porque es de categoría.

      Otro abrazo, cariño!! :*

      Eliminar
  4. Desde luego nos pasaremos a verla, entre otras cosas por poder sacar a Beverly a dar una vuelta por la ciudad. Ya sabes que a los peces nos encanta la fotografía, y también el retrato me parece de lo más complicado, hay que saber plasmar muy bien a la persona, tanto la que tira la foto como el que sale reflejada en ella.
    lo del frío me ha encantado, llevaremos chaquetilla porsi.
    besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Señores peces! Un placer tenerlos por aquí :)
      La exposición genial, y podéis hacer un 2x1, porque la que hay en la sala principal sobre Cartier-Bresson ya está a pleno rendimiento, y aparcar por allí la moto es sencillísimo :)
      Besitos! :*

      Eliminar