«La belleza perece en la vida pero es inmortal en el arte» Leonardo da Vinci

viernes, 23 de noviembre de 2012

Squirrel / Ardilla

Al hilo dela última huelga general del día 14, he de decir que me descubrí pensando cosas feas y alucinantes que de verdad surtirían el efecto deseado en la Casta. Soy una terrorista de pensamiento y no me había dado cuenta.

Hacer un día de huelga no surte el efecto demoledor que se desea. Salimos, pataleamos, nos manifestamos. Todos a casa. ¿Resultado? Mismos parados al día siguiente, o incluso más, que hay gente muy intolerante con el artículo 28 de la Constitución y se piensan que son el Tío Gilito de las empresas, y te echan a la calle, y aquí paz y después gloria. Además, ya no se usa la palabra esquirol en puridad, puesto que el esquirol es aquel trabajador que es contratado en lugar de otro que hace huelga, no la gente que un día de huelga va a trabajar. ¿Y para qué contratar a unos mientras otros secundan una huelga? Por ser indefinida. Y sí, me sorprendí en mi bolchevismo con un pensamiento inocente que fue fisión de pensamientos laterales: la huelga indefinida.

En este punto, algunos dirán que si soy una liberticida, que si unos piojosos todos, que si democracia para quién, y toda esa sarta de sandeces trasnochadas que se dicen después de haber metido el dedo en la llaga. Un bledo me importa. Ya está bien de que se nos llene la boca de ateísmo pero acabemos poniendo siempre la otra mejilla. Dice el refrán castellano que perro ladrador, poco mordedor. Bien, pues creo que ya va siendo hora de cambiar esa tendencia.

El asunto de las huelgas en determinados sectores de la sociedad está comenzando a parecer menos risible conforme la cosa se va poniendo más y más seria. Primero fueron los controladores, a los que pusieron (convenientemente) en la picota porque “joder, cómo se van a quejar si cobran un pastizal”. Luego vinimos los profes, que “cómo se van a quejar si tienen (sic) tres meses de vacaciones y un sueldazo”. Después comenzaron las denuncias y las manifestaciones en el ámbito sanitario, con videos como el de Cafèambllet: http://www.youtube.com/watch?v=OPfaZentfaw&feature=fvsr

Más tarde llegó Paco con las rebajas, y los funcionarios (todos) sin paga de Navidad (no, Cospedal, tus esbirros sí que la cobran que son a dedo, no mediante oposición, no seas demagoga). Pero como dije hace un tiempo, le hemos dado demasiados palos al burro, y ahora tiene estertores; tocan a muerto las campanas.

A los MIR andaluces se les ha acabado la paciencia, y llevan 5 días de huelga. Y los que están por venir. Desde aquí, os apoyo. Ojalá otros tuvieran el valor de seguiros el ejemplo. (En Madrid, lunes y martes paros en Sanidad por la privatización de casi una treintena de Centros de Salud.)






Pese a todo, llevan el juramento bien grabado:


Efe me decía el otro día que si los maestros y todo el transporte hicieran huelga indefinida, podríamos comenzar a hablar de igual a igual. Que esto se parece cada día más a “Amanece, que no es poco”, que con todos los derechos que nos han quitado ya hemos hecho flashback a 1978… Pero estamos en una mezcla de 1947 y 1933…

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Hija, es que está cosa en horas bajas y no queda sino batirnos.
      ¿Tú has vuelto a Madrid? Ya me contarás cómo ha sido.

      Un besote :*

      Eliminar