«La belleza perece en la vida pero es inmortal en el arte» Leonardo da Vinci

sábado, 30 de junio de 2012

La belleza perece en la vida, pero es inmortal en el arte.

(La frase de arriba es del maestro Leonardo da Vinci).

48 horas me separan de la meta de este largo año, y ya el cuerpo no da para más. Y la mente tampoco da para más. Ayer había quórum, y decidí que puedo estudiar en muchas partes. Como en el Museo del Prado. Como buena alumna y futura profe, in situ.

Anoche, como otras muchas veces, fui a una actividad que de vez en cuando organiza el Museo y durante dos horas, de ocho y media a diez y media, y con gente en las salas, se explican las exposiciones temporales.


La exposición del último Rafael me gustó bastante. Está bien montada, con un recorrido muy intuitivo, pero la iluminación… El caballo de Troya de muchas exposiciones… La iluminación mal. Los cuadros de Rafael y taller están muy barnizados, con mucho brillo, y los focos se comen las pinturas.

La selección de obra que han traído es fabulosa, y me dejaron muy impactada los cuadros religiosos, porque son todo lo que había pensado y estudiado de ellos, y mucho más, pero lo que de verdad me emocionó fue la última parte del recorrido, donde se encuentran los retratos. Como este:



Bellísimo, parece que está diciendo “Ven, te espero”.

El retrato de Castiglione, ese que nos mira con sus glaucos ojos desde los autobuses de la EMT, es muchísimo más delicado de lo que parece. Sin palabras.



En la segunda planta nos esperaba un paisano mío, Bartolomé Esteban Murillo. Otro tipo de cuadros, otro tipo de exposición. Grandísimos formatos, mucha temática religiosa. Un señor que pintaba niños como nadie. De lo mejor, un Bautismo de Cristo cuyos protagonistas eran claros modelos del vecindario del autor:



Me lo llevo a casa pero ya. Señores de la Catedral, no lo esperen de vuelta :)

Nervios, unos pocos. Menos calor. Sábado y domingo de repaso. Luego… Otra etapa.

(La próxima exposición, Hopper.)

5 comentarios:

  1. Buen sitio para estudiar, más con las exposiciones que se suelen currar para complementar la permanente.

    Los problemas con la iluminación son, por desgracia, bastante habituales.

    Buena casa debes tener para meter el cuadro de Murillo :p

    En cualquier caso, no me has resuelto el dilema...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me llevo el cuadro, sí o sí. Si luego hay que buscar otra casa, se busca xD

      Sitio delicioso donde los haya, ponen el aire acondicionado a buena temperatura, y el viernes casi no había gente :)

      Yo iría a ver Hopper, y si te sobra tiempo, pasa por el Caixafórum que hay una exposición de dibujos de Piranesi fabulosa ;)

      Eliminar
    2. También tenía localizada la exposición de Piranesi, pero no me quería liar más :p

      Al final Hopper, muy satisfactoria la experiencia, pero estaba a petar de gente. Si vas evita las horas punta.

      Eliminar
  2. Qué ganas tengo de que nos veamos para que me ilustres con tu sabiduría artística! Y sobre todo que me cuentes curiosidades y cosas que desconozco de la historia del arte... Ains, qué ganas de estar ya por Madrid.

    Estamos planeando ir la última semana (los 4 ó 5 últimos días de julio, según nos cueste el avión)... ¿Cómo lo véis? ¡Ya me cuentas! Besos!

    ResponderEliminar
  3. Bien, acabo de ver precios y son desorbitados... Sin embargo para mediados de agosto están mejor. Cuando os encuentre por vía Fb os comento!

    ResponderEliminar