«La belleza perece en la vida pero es inmortal en el arte» Leonardo da Vinci

jueves, 21 de enero de 2010

"Elegí un mal día para dejar de fumar"


Leer esto y morir.

Eso me ha pasado esta mañana, cuando desinteresadamente leía la prensa.

Trinidad Jiménez era santo de mi devoción. Me caía bien. No me parecía una mujer insensata en la política, siempre correcta, sin sacar los pies del tiesto. Pero después de haber leído esto creo que van a cambiar las tornas.

Señora ministra: usted habla del perjuicio de la hostelería si se endurece la Ley Antitabaco actual y de que habrá de haber un consenso para aprobar una Ley Antitabaco "sostenible", como dice su jefe. Ya. Perjuicio debe ser que los clientes tengan que salirse a la calle a fumar un cigarro (como en los edificios públicos) y eso disminuye el número de cañas que se sirven en un bar. Se ve claramente.

Sostenible es que haya un control exhaustivo de las actuales zonas de fumadores en los restaurantes, bares y discotecas, y le aseguro que, por lo general, no lo hay. No se respetan en muchos locales de más de 100m2 la separación de fumadores y no fumadores, o el sistema de separación es obsoleto. Tener abierta la puerta de la zona de fumadores que da, casualmente, a la zona de no fumadores, no ayuda (véase el caso de la cadena de restaurantes Vips, por ejemplo).

Por otro lado, muchos de los problemas asociados al tabaco, enfermos crónicos de pulmones, corazón, el cáncer derivado del consumo masivo de tabaco, sea activa o pasivamente, se verían disminuidos con la aplicación de una nueva Ley. Es decir, gastaríamos menos en Seguridad Social para todos esos enfermos, y ese dinero se reinvertiría en otras áreas que no es tabaquismo.

Miremos a los vecinos. Que los italianos, con todo lo que compartimos, para bien y para mal, nos estén dando este repaso, es para pensárselo…


También, digámoslo sin tapujos, somos unos agoreros. Algo parecido pasó con el endurecimiento de la Ley de Tráfico, todo el mundo las manos a la cabeza, se iban a dejar de vender coches de alta cilindrada, este país se iba a pique… Pues no nos hemos ido a pique y se siguen vendiendo coches potentes. Y lean con gusto, nos matamos mucho menos:


Y digo yo, ¿al Bulli se va a comer o a fumar?

1 comentario:

  1. Te sigo, baby. Aunque esto del fumeteo ya lo discutiremos, eh? ^.^
    Muchos besos!

    ResponderEliminar