«La belleza perece en la vida pero es inmortal en el arte» Leonardo da Vinci

viernes, 17 de julio de 2009

Crisol

Y hoy, por ser viernes, popurrí de noticias. Tenemos de todo, señora.

Para comenzar, un chiste: ¿Saben en qué ciudad del mundo a los policías con los carnés caducados les quitan las armas estando de servicio? Premio: en Madrid. La noticia, a toda página:


Sí, para llorar. Lo mejor es lo que dice el portavoz del sindicato Colectivo Profesional de Policía Municipal (CPPM): "en todas las intervenciones que se hagan hoy los agentes no están amparados, ya que el carné profesional es la acreditación personal para ser policía. Las denuncias que se pongan en el día de hoy pueden no tener efecto si el policía que denuncia no está acreditado". Vamos, que dan ganas hasta de delinquir.

Siguiendo con el festival del humor, un cálculo aproximativo: a cuánto asciende la gracia si te para la Guardia Civil, te pide los papeles y se dan cuenta de que el vehículo va sin seguro… Exacto, la gracia son entre 1500 y 3000 euros de vellón, más la inmovilización automática del vehículo. Bien, pues de nuevo para llorar:


Tuve yo un malentendido con mi compañía de seguros y me puse verde de saber que estuve cinco días sin asegurar… Y aquí a nadie le sudan las palmas de las manos, nadie se pone nervioso, qué calma chicha, Señor… Me encanta el comentario del Policía: «¿Cómo le voy a multar si yo también voy sin seguro?» Le falta decir: ¡Me parece inmoral!

Y otro más: si la fiscalía de Munich te acusa de crímenes de guerra con casi 90 años, ¿qué debes decir? Hay un abanico de opciones: ése no era yo, ustedes se equivocan de persona, fue hace mucho tiempo, no recuerdo nada, estaba bajo los efectos de (ponga aquí cualquier tipo de estupefaciente), recibí órdenes de (ponga aquí el nombre de un superior), me la suda, me quedan aquí dos días, estoy malito y me voy muriendo por los rincones…


El egoísmo y la mentira no tienen final, son intrínsecos al ser humano, y si no que se lo digan a la vecina de Cádiz que falseó un informe médico para someterse a un tratamiento de fertilidad y preñarse. Y que, lamentablemente, ha fallecido de cáncer y ha dejado huérfanos a dos bebés de tres años a cuento de sus ansias de ser madre.


Pasando a un par de noticias más agradables, de nuevo el Ayuntamiento de Madrid, de nuevo nuestro adorado Alberto “Cejitas” Gallardón. ¿Qué pasa en Madrid, por lo general, en verano? Que aprovechan para hacer obras en todas partes. ¿Y qué pasa cuando rascas superficialmente una ciudad? Que corres el riesgo de que salga algún resto arqueológico y te paren la obra los chicos y chicas de Patrimonio, como poco, cuatro mesecitos. Bien, pues los vecinos de la calle Serrano están de enhorabuena:


Y mientras Ayuntamiento, Patrimonio de la CAM y Comunidad de Madrid se tiran la pelota, creo que los vecinos están encantados. Vamos, que han debido de brindar con champán al saber la “gran” noticia…

Y como coda de esta sinfonía, un clásico que echaba yo de menos:


Siempre me vienen a la mente las imágenes de las batallas campales que se montan, de tanto en tanto, en lugares como Corea del Sur. Parlamentarios que se dan “así, con la mano abierta” con una furia inusitada en una sociedad, generalmente, tan comedida. Por un puñado de votos. Es una manera de prostituir la Democracia, a base de ostias.


(En el segundo 23, ojo con la agresión mediante auricular de teléfono de sobremesa).

Mejor disfrutemos de la bajada de las temperaturas…

1 comentario: