«La belleza perece en la vida pero es inmortal en el arte» Leonardo da Vinci

lunes, 20 de julio de 2009

Arte en femenino

La entrada de hoy será doble, y seguramente, estará en relación con dos cosas que van conmigo todos los días: mi condición de mujer y mi pasión por el arte. Un amante caprichoso, difícil, como un hombre vanidoso. Una condición que a veces es un hándicap (tienes que andar todo el tiempo demostrando que tú estás en igualdad de condiciones con un hombre con los mismos méritos) y a veces es ventajosa (nos matamos menos porcentualmente, con lo que el seguro del coche nos sale un poco más barato).

Porque hay cultura, aún, gratuita:


Poesía en la calle, pero de verdad. En la columna de la derecha tenéis la dirección de su blog.


El arte es un testigo mudo, en un segundo plano, y en los muchos conflictos bélicos que han salpicado el siglo XX, ha sido el dedo acusador, el índice con que los artistas han reflejado, denunciado, mostrado al resto del mundo qué pasaba, o cómo lo estaban pasando ellos, cómo lo digerían. La apertura de un Museo siempre es motivo de enhorabuena, máxime si se estrena a lo grande con una colección tan arriesgada como la del Beirut Art Center. Desde aquí, ánimo.


La rehabilitación de una cárcel antigua, para transformarla en Parador, me resulta una idea bastante correcta, sobre todo después de haber visto el video, de haber descubierto en qué estado estaba, y después de una ingente inversión, haberlo transformado, como quien le da la vuelta a un calcetín.


Sobre quién es el desalmado que tira a la basura objetos de arte, prefiero callarme la opinión, pero un gran aplauso al hombre que los recogió y que se lucrará con ello.


Y, cómo no, otro gran aplauso a los televidentes que han decidido quejarse por quitar a los presentadores maduros por rostros jóvenes, sobre todo en el sector femenino de la cadena.

Os dejo con un pensamiento asturiano (va por ti, Chrystelle).

No hay comentarios:

Publicar un comentario