«La belleza perece en la vida pero es inmortal en el arte» Leonardo da Vinci

domingo, 21 de junio de 2009

Ven la paja en el ojo ajeno, pero no la viga en el propio...

Una, a veces, piensa, que lo de la estulticia debería arreglarse con una buena batería de libros, leyendo se les pasaría, yo lo sé. Pero con los americanos tengo una lucha intestina…


Teniendo en cuenta que el término colonia, historiográficamente, hace referencia a un enclave que sigue las normas de la metrópoli, pero que no participa de ella, además de que se reconoce el enclave comercial costero y no se investiga el interior, me parece que ni Canarias ni Baleares ni Ceuta ni Melilla pueden denominarse así. De hecho, incluso si miramos un poco más atrás, cuando América del Sur “pertenecía” a la Península Ibérica, Brasil era colonia de Portugal, pero el resto eran provincias españolas, virreinatos, no colonias. Las ciudades importantes, en el primer caso, estaban a ras de costa, y en el segundo caso, que yo recuerde, salvo alguna excepción, no.

Señores del Newsweek: por estos lares estamos encantados de salir en su revista, pero la próxima vez, con menor índice de analfabetismo, por favor. Insultan ustedes a muchos millones de personas con sus comentarios no sabemos exactamente si despreocupados o llenos de veneno, pero, de verdad, les invito a que hagan un reflexión profunda. Me gustaría que pensaran, durante un instante, cómo se originó su gran y estupenda Nación. Oh, vaya, creo que ya lo han descubierto: eran colonias.


(Leed con atención los comentarios, no tienen desperdicio alguno)

No hay comentarios:

Publicar un comentario