«La belleza perece en la vida pero es inmortal en el arte» Leonardo da Vinci

martes, 2 de junio de 2009

Tian'anmen: veinte años de silencio

A dos días del 4 de junio, hoy quería reflexionar sobre algo que pasó hace 20 años, cuando una era todavía una bebé. Algo que para un gobierno, para una opinión pública, para Google en China, nunca sucedió: la Protesta de la Plaza de Tian’anmen.

Como resultado de muchas situaciones molestas para la ciudadanía china, y como colofón, la muerte de uno de los miembros más aperturistas del régimen de la República “Popular” China, a lo largo de todo el país hubo manifestaciones de los estudiantes universitarios, en un primer momento, y de los trabajadores, que se les unieron, viendo que la situación les era igualmente desfavorable.

Entre abril y junio de 1989 se sucedieron una serie de manifestaciones, de sentadas, una huelga de hambre. En mayo estaba Mijaíl Gorbachov en China, y las televisiones de todo el mundo, amén de periódicos, freelancer y demás, fueron allí a cubrir la sucesión de noticias que se producirían. Además de una visita de Estado, se encontraron a millares de ciudadanos chinos reclamando libertades. Solicitaban que la opinión pública internacional, a través de sus pancartas, se hicieran eco de lo que sucedía allí. Esas libertades que nunca se llegaron a producir, y que fueron contestadas por la fuerza.

Se declaró la Ley Marcial en China, viendo el Gobierno que este asunto se les iba, irremisiblemente, de las manos. Y se atacó al pueblo desarmado. Además, se capó todo tipo de información al mundo entero, expulsando a la prensa internacional del país, y vigilando qué se decía en los medios, información sesgada y con cuentagotas.

A día de hoy, casi 20 años después, nadie sabe qué sucedió en realidad. Se barajan cifras que podrían hacer una media de los miles de personas que alzaron la voz. Cuántos muertos, cuántos heridos, cuántos represaliados. Cuántos fusilados, cuántos encarcelados y torturados, sin respetar los Derechos Humanos.

Hoy, desde aquí, reclamo la libertad de prensa. Reclamo una información libre. Y no puedo por menos que aplaudir al fotógrafo que se llevó el World Press por aquella foto que todos tenemos en la mente, de aquellos días: un chico frenando el avance de una columna de tanques.

La versión extendida:




Noticias al hilo:


No hay comentarios:

Publicar un comentario