«La belleza perece en la vida pero es inmortal en el arte» Leonardo da Vinci

domingo, 14 de junio de 2009

Revolution will not be televised

El domingo nublado y bochornoso deja varias noticias que ha leído una, así, con calma.

La primera, el bloque de noticias con sede en Teherán, donde unos dicen que ha habido tongo, y se ha producido la llamada «revolución verde», o twitteada, como la han denominado los analistas de la Red. Y por otro lado, el señor éste de apellido impronunciable que dice que se han seguido las reglas de la democracia (signifique lo que signifique en la República Islámica de Irán), y que han detenido a 60 opositores, no sea que en democracia no se pueda insinuar que ha habido pucherazo. Además, la prensa internacional se queja de los miles de problemas que les ha puesto el gobierno para poder retransmitir los comicios.




La segunda es el líder del Partido Popular, que quiere desbancar a Julio Anguita de su puesto mesiánico. Las frases calientes de la entrevista que le hicieron los chicos de El Mundo, desde luego, no tienen desperdicio:


Y la tercera, terminé de leer La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina. Esperando a que llegue final de mes y salga la última parte de la trilogía. Por ahora, está siendo demoledora. He podido ver la película, y es una adaptación muy fiel a la novela. Los actores se asemejan muchísimo a los personajes de los libros. La música no es uno de sus puntos fuertes, y en ocasiones deja entrever parte de la trama de la segunda novela en sueños de la protagonista. Le doy un siete, no está mal del todo.

Leyendo a Sánchez Adalid, a ver si saco algo en claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario