«La belleza perece en la vida pero es inmortal en el arte» Leonardo da Vinci

domingo, 31 de mayo de 2009

Ni la religión ni la cultura justifican atentados contra los Derechos Humanos

El reportaje que ha leído una hoy, después de la noche de anoche, es digno de una reflexión.


Yo nunca fui una feminista recalcitrante, pero hay cosas que están por encima de mí y de mi femenina condición. Leyendo el reportaje sobre la ablación femenina, en El País, donde se entrevistan a dos africanas que actualmente han solicitado asilo alegando persecución por razón de sexo, se me pone la piel de gallina.

Lo odio. Odio que alguien decida que ser mujer es lo peor que te puede pasar. Odio que decidan que esas mujeres de mañana, niñas de hoy, nunca sepan lo que es sentir placer, porque nacieron con el cromosoma XX. Odio que, encima, se aleguen motivos religiosos para realizar una ablación.

Para muchas culturas, ser mujer es lo peor que le puede pasar a nadie. Miro hacia China, donde un porcentaje altísimo de la población masculina nunca podrá casarse, porque no hay mujeres para ellos. Donde los orfanatos están llenitos a rebosar de preciosas bebés que sus padres abandonaron, porque era mejor tener un niño que una niña. Miro hacia India, donde la violencia entre las propias mujeres produce cientos de casos de suicidios al cabo del año, por no aguantar a una suegra que te está haciendo la vida imposible. Sociedades donde la viuda es un estorbo, y se hacinan en casas para viudas. Aunque la viuda tenga veinte años, será viuda de por vida.

Mahoma nunca dijo que la mujer no podía sentir y que debía ser mutilada. Nunca. De hecho, la ablación no se realiza en todos los países con credo musulmán, sino sólo en algunos, muy concretos, donde la observancia religiosa, a mi ver, se extralimita. Soy tolerante con las diversas religiones con las que convivo, y comparto visiones, y otras no, con miembros de esos grupos religiosos. Pero, sintiéndolo mucho, que se aleguen razones religiosas para mutilar a una niña, corriendo riesgos como el de una septicemia, o partos malísimos que ponen en peligro la vida de la madre y del bebé, no lo tolero.

Como me dijo alguien hace poco: «la Iglesia Católica os hace virtuosas desde el momento en que podéis concebir, pero siempre y cuando no sintáis placer con ello, aunque los hombres sí debamos sentirlo».

Y no puedo, por menos, que engarzar con la gran noticia de la semana, de la Conferencia Episcopal (que hay quien ya ha pedido la apostasía, y es para pensárselo):

Me da asco que se compare el aborto, que es una opción, con la pederastia, que es un delito. Los niños de esos colegios que fueron forzados por miembros de la Iglesia no lo eligieron. Y seguro que hubieran deseado estar muertos antes que haber sido víctimas de esos abusos.

Me da asco que una religión con un mensaje sencillo y bellísimo como Amaos los unos a los otros, de corte budista, haya llegado a estos extremos. Me da asco que rezar y sentir placer, en ciertas partes del mundo, sean incompatibles.

2 comentarios:

  1. Evidentemente, como ser humano no enfermo estoy completamente en contra de las barbaries que se cometen a las mujeres por el mero hecho de ser mujeres; así como todo daño que se ejerza por cualquier tipo de discriminación cultural, ideológico, racial etc.

    Pero aunque no opino que el aborto sea como la pederastia ni mucho menos; no me parece que sea una opción tan maravillosa como nos la intentan plantear.

    En primer lugar que una niña de 16 años pueda tomar esa decisión sin el consentimiento de sus padres me parece miserable. UNA ADOLESCENTE NO ES UNA MUJER y por tanto no está capacitada.

    Y en segundo lugar, te diré en cuanto a lo que comentas de la apostasia (que olé si te apostasias o como quiera que se diga) que la fe no tiene nada que ver con lo que digan o lo que dejen de decir "los curas". No hay que mezclar las chrras con las merinas. Es un error lo de "creo o no creo en la iglesia", porque en lo que se cree o no se cree es en Dios y en ese mensajito de "corte budista" que mencionas... (Desde luego no creo en absoluto que el cristianismo se base en el budismo si es lo que quieres insinuar...)

    En cualquier caso, el último mensaje que quería dejar aquí es que viva la LIBERTAD, pero LIBERTAD Y RESPETO para todos; porque parece que en esta sociedad por ser cristiano uno no ya tiene derecho a vivir... La Iglesia tiene aspectos negativos (discrimina en cierto modo a los gays, y se encuentra algo anclada en las viejas tradiciones)pero también existen ciertos aspectos positivos de la iglesia como Caritas (organización que se devive por los desfavorecidos y a la que conozco muy de cerca) que nadie valora ni apoya solo porque "pertenece a la Iglesia y la Iglesia es mala".

    La pederastia es una enfermedad mental que no sólo la padecen los curas (también puede haber curas enfermos, y psicópatas y malvados... ¡son personas!) Y eso no quiere decir que la religión sea mala.



    Basta ya de prejuicios!!!!!!!!! Seamos objetivos e intentemos construir una sociedad mejor.

    Salud

    ResponderEliminar
  2. En primer lugar, gracias por tu comentario. Ha sido muy edificante leerte :)

    Sobre lo que comentas, diré que en ningún momento defendí el aborto en el texto, comenté una noticia que me ha parecido lamentable. Mi opinión está muy en la línea de lo que tú misma comentabas, me parece que una adolescente no tiene capacidad para decidir algo (según creo) tan importante como es someterse a un aborto. Igual que me parece que no todos los curas son malos, ni son pederastas, ni nada similar. La religión ni es mala ni es buena. El uso que se haga de ese credo cambia las tornas.

    Acerca de apostatar, no hablaba en primera persona. Particularmente pienso que el mensaje trasciende de la organización de la Iglesia Católica, que, por otro lado, ha variado el mensaje original, que es el del amor, por otro lleno de recovecos, mucho más parecido a otros credos. Si coges el Nuevo Testamento y lees, te encontrarás cosas completamente distintas a lo que nos vende hoy la Iglesia como ente. El Nuevo Testamento predica amor, y me parece que está más cerca del budismo que del judaísmo. Pero como el amor no vende...

    Un saludo afectuoso :)

    ResponderEliminar